No entiendo porque mi cuerpo y mi mente me juegan muy sucio, estoy teniendo unos celos que no puedo controlar por alguien que de verdad no me importa para nada, esta chica tiene una fama de aquella que ninguna mujer quisiera tener y por eso mismo me pareció muy bien enrolarme con ella, porque yo de antemano anticipe que podía ser muy fácil conseguir lo que yo quería y pues lo conseguí, pero después de estar mucho tiempo juntos llegue a sentir cosas por ella y eso no me gusto para nada, por lo cual nos hemos separado una y otra vez, porque aunque ella me gusta, yo sé que ella anda con muchos y que yo solo soy uno más de la lista; y eso me parece bien, ya que eso es lo que yo quería, “no tener ninguna relación con nadie”, ya que en este momento de mi vida no estoy para tener una relación formal.

Yo solo quiero divertirme con una y con otra, si es posible. Y comencé a jugar este juego del cual no soy muy bueno, pero por circunstancias que no voy a explicar en este post, quiero hacerlo, resulta que ella tiene una maestría en este juego ya que lleva muchos años jugándolo. Pero sabiendo todo esto de ella, no sé porque me siento celoso cuando la veo con alguien o cuando la escucho hablar con otros, ya que nos sentamos juntos y pues escucho todo.

Esto que me está pasando no tiene ningún sentido ya que yo no quiero tener ninguna relación con ella claro está, no me conviene a mí y a ella tampoco, solo quiero que seamos casuales y lo somos en algunos momentos, pero si todo esto ya está acordado, ¿Por qué tengo estos malditos celos por ella?, no tiene ningún sentido y no sé cómo quitármelos.

Sera que siempre nos queremos sentir dueños de todo, es decir porque anda conmigo debe ser solo para mí, pero yo no quiero ser solo para ella, entonces soy como un niño que no quiere que nadie juegue con sus juguetes, aunque él nunca juegue con ellos; y espero que no se hayan ofendido con mi analogía del juguete, pero es lo primero que se me ocurrió.

Lo único que puedo entender es que, por tener una relación abierta por así decirlo, me comenzó a importar sin estar yo consiente de eso, y que creo que me sigue importando, aunque yo no quiera que eso pase, porque la verdad yo no le deseo ningún mal, no quiero que nada malo le pase, pero tampoco estoy feliz que este con otros, porque yo sé que son muchos otros.

Lo único que me queda es desahogarme por mi blog, que es el único lugar donde siempre encuentro la paz, después de escribir y leer lo que he escrito una y otra vez.

PD: Por favor no me vayan a dar el típico sermón, “Así no es el amor”, “tú ya tienes una relación, ¿Por qué está buscando otra?”, “No te da vergüenza”, etc., etc., etc. Si el amor fuera como muchos dicen que debería ser, la sociedad no fuera lo que es, y la verdad no estoy para recibir consejos de ningún moralista.