Siempre vivimos culpando a otros, siempre es culpa de alguien, pero la verdad no importa de quien es la culpa cuando algo se rompe y es tu responsabilidad arreglarlo, por ejemplo no es tu culpa que tu padre fuera alcohólico y abusivo, pero si es tu responsabilidad ver de qué manera vas a lidiar con los traumas para resolverlos y poder llevar a una vida feliz más adelante, tampoco es tu culpa si tu pareja te engaña y eso arruina tu matrimonio, pero si es tu responsabilidad enfrentar ese dolor y sobreponerte a él para lograr encontrar la felicidad nuevamente.

Culpa y responsabilidad van de la mano y eso molesta, pero la vida es así, cuando es culpa de alguien queremos que sufran, queremos que sean castigados, que paguen, que sea su responsabilidad arreglarlo, pero no es así como la vida funciona, especialmente cuando se trata de tus sentimientos, de tu corazón, de tu vida, de tu felicidad, la responsabilidad para resolverlo es solo tuya.

Mientras sigamos señalando a la gente y nos concentremos en buscar quien es el culpable de algo, estaremos atrapados en el lugar de víctimas, y cuando estas en el lugar de víctima estas atrapado en el sufrimiento, y el camino para salir de ahí, es ser responsable de uno mismo, de tu corazón, de tu vida, de tu felicidad, de todo lo que importa, es tu responsabilidad y solo tuya.

By Will Smith