Vamos a comenzar por el principio para estar lo más claro posible, el gobierno existe para proteger el mercado, el gobierno busca en todo momento mantener el mercado y resguardar la propiedad privada del mercado, ya que sin el gobierno no hay nada que me impida no pagar la cuenta cuando voy a un restaurante, o poder vender películas piratas, el gobierno resguarda a la propiedad privada como principal objetivo. Para esto el gobierno ha puesto un conjunto de leyes para que este tipo de situaciones no se presenten.

Porque como diría el filósofo Adam Smith “¿Sera que podemos confiar en que las personas interactuaran entre si basadas en la bondad y el amor?“. Definitivamente NO.

Vamos a aclarar ciertos puntos:

El mercado no existe para ayudar al prójimo, el mercado existe para ayudarse a sí mismo.

La careta que cargamos día a día no nos permite como ciudadanos ser sinceros, pero la realidad es que los empresarios abren sus negocios para beneficio personal y que los políticos están para ayudarlos, es claro que el gobierno existe para proteger a la propiedad privada y esa fue la función principal desde que los gobiernos existen, “yo pongo leyes para proteger mis intereses y si estas leyes parecen que ayudar a la gran mayoría mejor”.

Pero como sociedad necesitamos al gobierno, porque como dije antes, es necesario proteger la propiedad privada, ya que el gobierno se encarga de protegerla con sus leyes y normas, para mantener en resguardo las cosas que producimos.

Ejemplo: Yo soy programador y decido crear un ERP, y lo pongo a la venta, si no existiera el gobierno, que protegiera mis derechos como autor intelectual y tambien proteger el esfuerzo que me llevo programar dicho ERP, cualquiera puede copiar mi código fuente y venderlo por aparte sin que yo tenga ninguna ganancia. Por lo cual en esta sociedad los gobiernos protegen los derechos de autor y eso me garantiza que nadie va a hacer uso del ERP sin mi consentimiento, por lo cual, punto para el gobierno.

El mercado y el gobierno no son omnipotentes.

Es claro que el mercado es una institución muy poderosa que necesita promover la eficiencia de los recursos escasos con las que se cuenta, al mismo tiempo tratar de ser más eficiente, pero en esa búsqueda de la eficiencia de recursos, muchas veces descuida la naturaleza y por lo cual afecta en la contaminación del medio ambiente que vemos en la actualidad, es claro que la eficiencia que se buscaba a corto plazo descuida, la eficiencia en el largo plazo.

Muchas empresas se ponen metas de planificacion de 5 años a 20 años, donde buscan maximizar las ganancias, pero si en este proceso destruyen el medio ambiente, no van a existir ganancias en el futuro que maximizar, aquí es donde entra el gobierno tratando de regular a las empresas para que no destruyan el ambiente, el gobierno trata de proteger los recursos naturales, ya que, sin esto, ya no hay mercado en el futuro. Esto es complejo, porque es difícil hacer entender a las empresas lo importante que es cuidar el medio ambiente al mismo tiempo que ellos sigan maximizando sus ganancias, pero allí está el gobierno tratando de mantener una armonía.

El mercado recompensa la habilidad de producir

Es muy difícil en estos tiempos poder explicar este punto, sin que alguien se sienta ofendido. Por lo cual vamos a poner un pequeño ejemplo: ¿Por qué Messi siendo el mejor jugador del mundo en futbol, gana en promedio anual 40 millones de euros al año, y por su parte la mejor jugadora del futbol femenino Ada Hegerberg (Balón de oro) gana 204,000 euros promedio al año?

Esto no tienen nada que ver con el machismo, en primer lugar, esto tiene que ver con el producto que ofrece uno u otro, la demanda por ver jugar a Messi es mucho más grande que la demanda por ver jugar a Ada, por lo cual su salario es proporcional a lo que genera en ingresos uno u otro. Es fácil de entender verdad. El mercado no le interesa el machismo o el feminismo, al mercado solo le interesa el mercado, y el que produce más debe ganar más, y este es un principio base, en el que fundamenta el capitalismo.

Conclusión
Para finalizar, podemos decir que el gobierno regula el mercado tratando de que haya una libre competencia, y que los productores no pongan los precios que quieran al consumidor porque tienen algún tipo de monopolio, pero tambien hay que estar claro que los gobiernos son puestos por los empresarios que son los que impulsan leyes para mejorar el mercado, lo que es claro es que cuando el mercado cree, instintivamente cree las oportunidades una mejor vida para la sociedad en general.