Quiero comenzar esto diciendo que soy un mentiroso, miento mucho y a pesar de eso creo ser una de las pocas personas en el mundo más sinceras que existen, porque trato de no mentir.

El mundo está lleno de mentiras y si no estás en el grupo de los mentirosos expertos estas fuera de las oportunidades de crecer como profesional. El hecho de que alguien me pregunte algo y yo responda con la verdad y no con una mentira blanca, me da una gran desventaja competitiva.

Si un cliente me pregunta algo, ¿no entiendo porque tengo que mentir?, no lo entiendo, ¿para que? si de todas maneras saben que les estamos mintiendo. Porque no tomamos la sinceridad como primera opción, la gente nos va a entender.

Esto de las mentiras me afecta en todos los sentidos de mi vida, mi ex quería que le dijera que todo lo que había pasado quedo en el olvido, yo le dije que eso es imposible que no lo podía olvidar, que nadie puede, más cuando te dolió mucho, pero le dije que iba a hacer todo lo posible para sobrellevar la situación, fui sincero pero eso no es lo que ella quería escuchar.

Otra persona me propuso un arreglo que hubiera sido genial para cualquiera, pero la verdad si a mí ella no me hubiera importado, como me importaba lo hubiera aceptado, pero tuve que decir la verdad que no me sentía bien con eso y no era lo que ella quería escuchar.

En fin, esto me ha pasado muchas veces, nunca digo lo que la gente quiere escuchar, siempre trato de decir lo que realmente pienso y eso es una gran desventaja en este mundo lleno de mentiras.

Moraleja: Si quieres llegar lejos en la vida miente.