concierto

Está viendo esta película y sentí una gran empatía por la historia, ya que el poder cantar en un grupo y tener una banda es uno de mis sueños y a pesar que el tiempo ya paso por mí, todavía tengo el sueño de cantar.

Recuerdo al joven Yo que le encantaba escribir canciones y que le gustaba cantar en la esquina de su cuadra con sus amigos, en ese tiempo el sueño estaba intacto, solo quería volar y mi mente me ayudaba, me llevaba a esos lugares donde yo lo sentía tan real que hasta podía hasta sentir el calor del público.

Es normal que a estas alturas de mi vida haga un recuento de todas las cosas que soñé y que no se cumplieron o que no estoy haciendo lo que soñaba a esta edad, pero porque debería dejar de soñar?  No lo creo, aunque el camino que estoy recorriendo me está llevando para otra vereda, no voy a dejar de soñar porque allí me siento tan confortable, y aunque no es real yo lo siento muy real.

La música es una de mis pasiones y no pienso dejar de soñar con el día que yo pueda cantar y que el público coree mis canciones.

Viva la música…